¡El autoengaño una forma de vida que te evita CRECER!

Actualizado: abr 3



Has sentido cuando alguien te dice algo y realmente no pasa, cuando te das cuenta que te mienten ¿Cuál es ese sentimiento? Generalmente nos herimos por que alguien más nos engaña, nos enojamos, a veces no lo creemos, ¿Cómo pudo?


Sin embargo, esta es una práctica constante en nuestra vida, nos autoengañamos todo el tiempo, decimos una cosa y sentimos otra, nos convencemos de que algo es de cierto modo y realmente no lo es, generalmente el autoengaño sirve para protegernos de algo o para hacer algo que se supone deberíamos hacer. Entonces accedemos a estudiar esta carrera que nos dijeron que estudiáramos, hacemos cosas por que esperan que las hagamos, cumplimos, damos, buscamos soluciones mágicas con tal de no enfrentar nuestra realidad, cualquier cosa que me evite confrontación y darme cuenta que lo que he decidido hacer por mucho tiempo no me llevaba a ningún lado. Mucho del practicar el autoengaño lo encaminamos a el no lastimar a otros, cuando la realidad está en ¿cuánto le huimos a enfrentarnos con nosotros mismos?


El autoengaño se da mucho cuando estamos acostumbrados a protegernos de nuestros propios sentimientos, ese miedo a sentir que tanto le huimos. Y creamos toda esta historia donde yo puedo ser de una forma totalmente diferente a la que soy, me abstengo de involucrarme por que mi papel mental me dice que yo NO me involucro, puede entrar la parte de no me enamoro, no siento nada, y creo una historia elaborada que me ayuda a mantenerme donde estoy. Una de las más comunes es: aquellos padres que dicen seguir en un matrimonio fallido por el bien de sus hijos, cuando la realidad es ¿Sus hijos son felices viviendo en una familia que siempre esta en conflicto? La realidad cae en todo lo que tendrían que enfrentar si aceptan que esa relación no funciono y lo que realmente implicaría para ellos tener que atender, situaciones y emociones que se derivan de eso.


El autoengaño puede ir más allá de las emociones que podemos vivir hacia alguien, se presenta en lo que decidimos hacer con nuestra vida, ¿cómo actuamos, a quién complacemos? muchas personas viven una vida que consideran que es lo que sus papas esperan de ellos o la sociedad les pide que hagan y esto lo único que hace es crearles una infelicidad por que en el afán de estar haciendo felices a alguien más, están olvidándose de si mismos. La ideas de nuestros padres no necesariamente tienen que ser las de nosotros y cuando les decimos que NO a algo no necesariamente nos van a dejar de querer, tenemos que aprender a lidiar con esos enfrentamientos, que al final lo único que nos van a provocar es una satisfacción interna por defender nuestras convicciones.


Nuestra intención de desconexión emocional forma parte de este autoengaño, me cubro y así no sufro, me digo que no me duele y no me debe de doler, ¡la mente es muy fuerte! y si lo es, pero aunque nuestro control mental sea muy poderoso, lo que sentimos eso NO se puede contener, sentimos aunque no queramos, nuestro cuerpo nos habla, nos ponemos chinitos, se nos cambia la voz, la sonrisa nos brota y nuestras endorfinas se van a un millón y eso ni tu mente lo puede parar.


Repetirte un discurso de que algo es de una forma cuando en tu interior sabe que no es así, solo te mantiene estancado, ¡ojo ahí! Porque cuando llevas mucho tiempo repitiéndote algo, es de tus miedos más grandes y algo principal a trabajar (se trabaja si lo quieres mejorar).


El autoengaño lo aprendemos a hacer desde pequeñitos, cuando vemos que las reacciones ante lo que queremos no son las esperadas, así que de alguna forma es una búsqueda de complacer, ya sea a alguien más o esa idea falsa que hemos creado de nosotros mismos. Ya que admitir nuestras emociones nos vuelve vulnerables y no a todo el mundo le gusta estar expuesto.


Lo que se nos olvida es que existimos para sentir, estar, tocar, hacer, vivir cada día y cuando nos perdemos en nuestros autoengaños, dejamos el tiempo de lado y nos preocupa más en mantener nuestra postura protegida, que vivir realmente.

¿Qué tan seguido te autoengañas?


Para citas y trabajo personal mándame un mensajito.

Saludos Brenda!!

30 vistas

Aprendeafluir.com